Limpieza de Trampas de Grasa


Las trampas de grasa son unidades construidas en comercios e industrias y/o zonas carentes de red de alcantarillado, con el objeto de acumular residuos y reducir los efluentes con alta carga microbiana o sólidos que tiendan a obstruir el sistema de alcantarillado.

Servicio aplicado a todos los locales que dediquen su actividad a la elaboración, venta o distribución de alimentos y bebidas procesadas o no. El mantenimiento, limpieza preventiva y correctiva de las trampas de grasas tienen como objetivo primordial el cumplimiento a las normas sanitarias y de salubridad expedidas por las autoridades correspondientes, y en especial:

  • Evitar malos olores: Mientras más tiempo permanezcan los residuos en la trampa, más fuerte serán los olores.
  • Incremento vida útil de la trampa: Los alimentos en descomposición producen ácidos que carcomen los componentes internos y el tanque, por lo que reducen la vida útil de su trampa y ocasionan mayores gastos de reparación y repuestos.
  • Importancia: Una trampa de grasas o interceptor de grasas es un receptáculo ubicado entre las líneas de desagüe del local de expendio de alimentos y bebidas procesadas y las alcantarillas, que permite la separación y recolección de grasas y aceites del agua usada y evita que estos materiales ingresen en la red de alcantarillado municipal.
  • Funcionamiento: Las trampas de grasas reducen el flujo del agua procedente de los desagües, con lo que las grasas y el agua tienen tiempo para enfriarse. Este enfriamiento hace que las grasas se coagulen y floten en la superficie mientras que otros sólidos más pesados se depositan en el fondo de la trampa. El resto del agua pasa libremente por el alcantarillado de la ciudad.
  • Mantenimiento: Es fundamental realizar un mantenimiento periódico de la trampa de grasas siguiendo los procedimientos definidos por las autoridades sanitarias y ambientales y del Centro Comercial para que ésta funcione de manera eficiente. Si no se controlan los niveles de grasa, aceite y sólidos acumulados, pueden generarse muchos problemas; por ejemplo, obstrucciones y acumulaciones en los desagües, malos olores y lo que es peor, un exceso de grasas y aceite depositado en la red de alcantarillado, puede generar la aplicación de importantes multas y sanciones. Además de mantener las grasas y aceites en su nivel mínimo, las bacterias también resultan beneficiosas en las cañerías de desagüe de las cocinas. Mezclando una solución de bacterias y vertiéndola en el desagüe, las cañerías se pueden mantener libres de acumulación de grasas y aceites que dificultan el vaciado de los fregaderos y provocan malos olores.

  Solicite nuestro servicios de Limpieza de Trampas de Grasa

  Llámenos